Masajes Milenarios Ayurvédicos

Ayurveda Para Las Mujeres

Volver

La Creatividad de la Mujer

 

Aunque definir la totalidad de lo que significa ser una "mujer" no es tarea fácil, la leche y la menstruación representan, desde el punto de vista ayurvédico, la diferencia fundamental entre el varón y la hembra de nuestra especie: la creatividad intrínseca de la mujer. Eso no supone ni niega las facultades creativas propias del hombre, ni sugerir que la mujer no debe hacer otra cosa que procrear mansamente entre bastidores. No es más que la expresión del hecho obvio que la mujer es la única que puede crear nueva vida y de que la mujer es maternal por naturaleza; aunque el hombre puede aprender a ser maternal, eso es algo que, a drifferencia de la mujer, no sale de él espontáneamente.

 

Las Mujeres perpetúan la raza creando y criando hijos, perpetúan la raza creando un hogar que es para esos hijos un paraíso seguro y perpetúan la cultura trasmitiendo eso mismo a los que crían. La salud de la familia, la sociedad y la cultura que giran alrededor de una mujer dependen en gran medida de su propia salud, y ésta descansa a su vez en la capacidad de mantener el flujo de sus energías creativas. El ayurveda puede ser de gran ayuda para las mujeres que deseen encontrar esos canales, tanto dentro como fuera de si mismas, en los que pueda fluir cómoda, libre y despreocupadamente, y en los que pueda mostrar su propia creatividad innata tanto a sí misma como a seres queridos y al mundo.

 

 

Cuerpo Mente Espíritu

 

Es muy fácil buscar la salud fuera de nosotros mismos, bien sea en forma de algún suplemento milagroso o de un programa de ejercicios o de una pareja que nos aporte todo aquello que estamos convencido que necesitamos. Lo que debemos hacer, sinembargo, es iniciar la búsqueda de la buena salud dentro de nosotros mismos, en esos ámbitos tan a menudo damos por sentado porque siempre están dentro de nosotros. Al principio de tu búsqueda interior, tal vez no veas más de lo que verías al pasar la luz solar a una habitación oscura, pero si perseveras, tu "ojo" interno de la percepción se acostumbrará a tu luz interior y pronto empezarás a "ver". Cada uno de nosotros posee facultades de la conservación, de la salud y de la autocuración que podemos activar siempre que queramos y sepamos cómo hacerlas fluir.

 

Una buena manera de emprender tu búsqueda interior es sentarte tranquilamente en postura cómoda, con la espalda confortablemente erguida y los ojos cerrados. Trata de minimizar tu conciencia del mundo exterior y, en su lugar, (mira) dentro de ti tratando de (descubrir) algunos de los principios sobre los cuales los videntes erigieron el ayurveda.

 

Los Principios Fundamentales de la Vida

 

Lo primero que tenemos que hacer para explicar fielmente un sistema es examinar los principios subyacentes.

La ciencia médica moderna, que ha recibido aportes teóricos de la física, la química, la psicología, la sociología y la antropología, entre otras muchas disciplinas ha encontrado muchas dificultades a la hora de enlazar esos diversos axiomas en una teoría unificada de la vida y la salud. El ayurveda enfoca la cuestión desde la dirección opuesta - de lo unificado a lo concreto - , buscando un paradigma, un modelo sistematizado de la realidad que agrupe los principios fundamentales de la vida en una estructura que puede compartir las múltiples disciplinas del arte y la ciencia.

El más importante de estos principios fundamentales es nuestro primer axioma:

 

  1. La vida es relación: Nadie constituye en si mismo una isla; y toda mujer se interrelaciona con el mundo que le rodea. Todos los humanos dependemos de la comida, el agua, la luz, el sonido, el amor y otros "nutrientes" que afluyen hacia nosotras desde fuentes situadas fuera de nuestro cuerpo. Así mismo, cada mujer influye en ese mundo exterior a través de sus comentarios, trabajos, movimientos, excreciones, creaciones y otras acciones. La verdadera salud requiere de esos múltiples y diversos flujos generen un equilibrio dinámico, un equilibrio en permanente transformación que se propulse a si mismo. En el plano físico la mujer se relaciona con su entorno, en el plano mental y emocional, con su sociedad, en el plan espiritual su alama se relaciona con la Naturaleza y la Realidad. Cada una de esas reilaciones puede ser tan gratificante o tempestuosa como cualquier relación interpersonal.
  2. La relación mas importante es la que una mujer tiene consigo misma: Muchos buscamos fuera de nosotros mismos todo aquello que necesitamos para vivir, tratando de encontrar: ese hombre (o esa mujer), ese trabajo, esa comida, actividad o lo que sea según suplan mágicamente nuestras insuficiencias, perfeccione nuestras imperfecciones y nos hagan experimentar esa sensación de plenitud lo que en el fondo todos anhelamos.

    Pero nada externo a ti podrá dejarte verdaderamente satisfecha ya que todo lo que está fuera de ti es algo que puedes perder. Por eso reza un antiguo dicho: "Con lo único que puedes contar es con aquello que puedas salvar de un naufragio: tu cuerpo, tu mente con tus emociones y tu espíritu”.

    El camino de la salud es básicamente una senda de conocimiento de uno mismo, una senda de descubrimiento de tus realidades personales, a la vez una fusión de todas tus distintas conciencias en una conciencia bien integrada y conectada a través de sus raíces con el agua de la vida que brota del manantial de la Madre Naturaleza.
  3. El ser humano encarnado: es un complejo cuerpo / mente / espíritu. Cada una de tus partes - órganos, tejidos, esqueleto, sistema nervioso, emociones, mente y demás - posee su propia forma de conciencia y todas esas conciencias están relacionadas entre sí. Cuanto mas estrechamente integradas estén, y cuanto mas sutil se la "Percepción" intuitiva de esa integración, mejor será su salud. Actualmente se está popularizando la medicina "Mente/cuerpo", impulsada por descubrimientos científicos según los cuales los sistemas endocrinos, nerviosos e inmunológico están estrechamente relacionados entre sí. Cada uno de nuestros pensamientos influyen en el bienestar corporal, y cada sustancia química que entra en el cuerpo o se crea dentro de él afecta a la mente. Aunque la medicina mente / cuerpo supone un enorme avance con respecto a esa forma simplista de medicina, mecanicista que hasta hace poco dominaba las artes curativas no va demasiado lejos. No logra trascender sus propios límites materialistas, y se ciñe de tal modo el mundo material que se mantiene en la ignorancia del mundo del espíritu y de la conciencia que subyace tras la materia. Si nos reducimos a la mente y al cuerpo descuidaremos el alma. El Ayurveda es el prototipo de esa clase se sistema curativo que poco a poco la gente comieza a buscar a tientas: la medicina cuerpo / mente / espíritu.
  4. La materia procede de la conciencia, y la conciencia de un organismo trata de expresar continuamente a través de la materia que compone su cuerpo / mente: La preocupación por el alma y el espíritu es esencial para el Ayurveda. Los antiguos videntes de la india recubrieron que la conciencia está omnipresente en el universo, y que todo lo que hay en él que no sea conciencia pura e incondicional es una forma de materia. El universo material y todo lo que hay en el evolucionó y sigue evolucionado gracias a la acción de esa conciencia. La conciencia se expresa en y a través de todo lo que existe, la diversidad de su expresión depende de la densidad de la materia que contiene.

    Desde el punto de vista de la conciencia, no hay nada en el cosmos que no sea conciencia. Sin embargo, desde el punto de vista humano la conciencia es limitada y fragmentaria. Por una razón es interrumpida continuamente. Todos alteramos regularmente la vigilia con períodos de sueño y estupor durante los cuales nuestras mentes subconscientes e inconcientes las que dirigen la cotarro mental. Nuestras mentes despiertas ven una realidad, nuestras mentes subconscientes otra, y las inconcientes una tercera. Incluso cada una de las células de nuestro cuerpo tiene su propia conciencia individual, la cuales se unen entre ellas para formar percepciones de los tejidos y los órganos, conjuntamente, representan la comprensión de "Todo el Cuerpo". Por toda la suma de esas comprensiones nos deja un ser mosaico inmóvil, un "Patchwork" de distintas conciencias cada una de las cuales es reflejo de esa Realidad Única de conciencia sin suturas ni atributos.

    Esa concepción de la conciencia es, por supuesto, diametralmente opuesta a la ciencia materialista moderna que predica que la conciencia procede de la materia. Y a pesar de que la posición Ayurvédica aun no se a podido "Demostrar" de manera concluyente, la evidencia científica de la capacidad de la conciencia para influir en la materia, al menos en la forma de observadores que afecten a sus observaciones, no para de aumentar. En un reciente avance de su obra "Palabras que Curan", Larry Dossey, doctor en medicina, comenta lo siguiente: "Parece que a veces la investigaciones a ciegas pueden tomar derroteros que corresponden a las ideas y actitudes de los experimentadores. Eso podría aclarar porqué los experimentadores escépticos parecen incapaces de reproducir los descubrimientos de los creyentes, y porqué los verdaderos creyentes parecen mas dotados para obtener resultados positivos”. La validez de las décadas de descubrimiento experimentales debería evaluarse de nuevo si se demuestra que la mente puede "Incorporar los parámetros de su entorno".

    Los videntes del Ayurveda dedicaron mucho tiempo a reflexionar sobre la forma en que los humanos incorporan los parámetros de su entorno. Estudiaron la manera en que el cuerpo físico, el prana (fuerza vital), la mente pensante y emocional y la conciencia del ser vivo interaccionan en el marco de las relaciones funcionales que se establecen entre ese ser y su entorno. Un grupo de esas observaciones se centra sobre el prana. Podemos describir esa fuerza vital que los chinos denominan Shi, los japoneses Ki, como energía que incita a la vida a persistir en un complejo cuerpo / mente / espíritu concreto. El prana es, por consiguiente, la Shakti (energía) del complejo cuerpo / mente / espíritu; vigoriza y anima el cuerpo, traslada la mente a donde quiera que tenga que ir y alinea la conciencia del alma con la del Espíritu Absoluto. Los estudiantes de yoga, Tai Chi y artes marciales, que aprenden a identificar esa fuerza y hacerla circular en su interior, descubren el prana que se puede medir fácilmente con instrumentos internos.
  5. Todos los flujos de todas partes de cualquier organismo actúan y se influyen recíprocamente: Las personas que saben localizar y medir el prana se dan cuenta enseguida que allá donde fluya la mente fluirá el prana y las que sean capaces de encaminar el prana hacia alguno de sus miembros u órganos descubrirán que su mente se dirige al mismo lugar.

    No obstante, sus experiencias no tardarán en convencerlas que los flujos no son todos iguales. En realidad, el sentido predominante del flujo es de mas sutil a mas denso. El prana es más sutil que el cuerpo de modo que normalmente las alteraciones del flujo del prana afectarán más al cuerpo que los de éste al prana. Como la mente es mas sutil que el prana, su influencia sobre éste suele ser mas notoria que en el sentido contrario; si ponemos al descubierto nuestras almas, las encontraremos incitando la mente con mucha mas eficiencia de como la mente, el prana o el cuerpo puedan motivar al alma.

    En occidente alma y espíritu son conceptos que pasaron de moda hace tanto tiempo que a muchos nos resulta extraños. Podemos emplear la palabra "Alma" para designar esa porción de espíritu que constituya nuestra parcela personal de conciencia, la sensibilidad que alimenta nuestra conciencia que podemos llamar "Espíritu" a la conciencia sin límites ni atributos, lo que convierte a la espiritualidad en el progresivo despertar en nuestras almas limitadas de la conciencia de las infinitas posibilidades que ofrece el teatro del absoluto.

 

Volver